Skip to content

Consejos para quienes abandonan Windows

12/septiembre/2009

tux_originalEsta es una breve guía para los principiantes que comienzan a utilizar Linux.  La experiencia de cambiar a Linux no tiene porque ser traumática. Intentaré explicar algunas cosas que harán más fácil la transición a un sistema operativo de código abierto.

LO BÁSICO

¿Qué es una distribución?

Linux no se distribuye como un paquete único, a diferencia de Windows o MacOS. Hay muchas variaciones en el sistema operativo base elaborado por diferentes personas por diversos motivos.   Algunas pueden ser específicas para cierto hardware, diseñada para ejecutarse en netbooks, por ejemplo, mientras que algunas podrían ser adaptadas a usos particulares, como equipos de escritorio, servidores web o multimedia, estaciones de trabajo, etc.

Piensa en ellas como las diferentes versiones de Windows, pero con muchas más aplicaciones en cada paquete. Cada uno de estos diferentes paquetes se llama una “distribución” o simplemente “distro“.

¿Por qué son diferentes?

Las diferencias más obvias entre las distribuciones son la cantidad y el tipo de aplicaciones que vienen preinstaladas. Internamente, pueden utilizar una técnica diferente para controlar la reproducción del sonido, o utilizar un sistema de gestión paquetes específico, entre otras cosas.

No todas las distribuciones utilizan las mismas versiones de los archivos del núcleo del sistema, solo los que han probado y que consideran que trabajarán mejor con otros programas dentro del paquete.

¿Qué distribución debo elegir?

Ubuntu es la distribución más popular para principiantes, pero la mayoría de las principales distribuciones como openSUSE, Fedora, Mandriva, entre otras,  son tan accesibles y tienen sus puntos fuertes.

Entendiendo a los entornos de escritorio

El entorno gráfico de escritorio familiar de cualquier sistema operativo es simplemente una capa por encima del núcleo que hace más fácil a los usuarios interactuar con el computador. Debido a que Linux es altamente modular, este entorno de escritorio se separa fácilmente del núcleo del sistema operativo, y puedes elegir una de varias opciones. Por nombrar algunos: KDE, GNOME, XFCE, etc.

La mayoría de las distribuciones populares dará la opción del entorno de escritorio a elegir, mientras que los más pequeños, como Mint, sólo traen uno de ellos.

¿Cuál es mejor para los novatos que abandonan Windows?

Gnome y KDE son los más cercanos a OS X y Vista, y la mayoría de la gente encuentra que Gnome es más fácil de adoptar. Otros, como XFCE o LXDE están diseñados para funcionar con rapidez en sistemas con pocos recursos.

Pero no te preocupes demasiado, lo mejor de Linux es que puedes probar un entorno de escritorio diferente sin tener que reinstalar el  sistema operativo. De hecho, puedes tener varios entornos instalados en la misma máquina para elegir cual utilizar al iniciar la sesión.

INSTALACIÓN

Live-CDs

Una vez que hayas decidido que distribución te gustaría probar, descarga el archivo de instalación (normalmente un archivo .ISO) y grabar en un CD o DVD.  Muchas distribuciones, permiten arrancar desde ese disco y  dará la opción de probar el sistema ‘en vivo’. Esto permite arrancar en un escritorio de Linux, sin modificar el disco duro.

No olvides, sin embargo, que la versión “en vivo” tiene sus limitaciones.  La mayoría de las distribuciones están diseñadas para una mayor compatibilidad de hardware. Así que es posible que tu PC pueda manejar mejor algunos efectos de escritorio, entre otras cosas.

Metiendo Linux en tu PC

Si nunca has instalado un sistema operativo anteriormente, podría parecer un proceso bastante intimidante. Pero no temas, es una operación sencilla y las grandes distribuciones tienen excelente documentación para los principiantes.

La forma más fácil de instalar una distribución sería en un PC limpio y comenzando desde cero. Sin embargo, es posible que desees mantener tu actual instalación de Windows para ejecutar aplicaciones como juegos que no funcionen muy bien en Linux (aunque cada vez son menos).

La mayoría de los procesos de instalación te guiarán en la creación de un sistema de arranque dual, con dos o más sistemas operativos instalados. Necesitarás un disco duro o partición independiente para cada uno de ellos.

ENTENDIENDO UN SISTEMA NUEVO

Comprendiendo el sistema de archivos

Las personas están muy acostumbradas a navegar por el disco C: en Windows. Abrir un navegador de archivos en Linux podría ser un trauma para un principiante.  En vez de encontrar unas pocas carpetas con nombres como “Archivos de programa”, existen varias carpetas con oscuros nombres como “bin”, “sbin”, “etc” y “opt”, cuyo contenido parece ser el mismo.

Los programas Linux se distribuyen por todas estas carpetas, y si bien es algo lógico para un usuario conocedor de Linux, con el tiempo se logra comprender muy bien. Pero no te preocupes, ya que estas carpetas contienen lo mismo que las carpetas en C:\Windows (verás que hay carpetas como “Inf”, “System32”, “Fonts”, “Tasks”,”temp”, etc.)

Quedate en Casa (Home)

Todos los archivos importantes, como documentos, música y vídeo, se mantienen en una partición independiente llamada la partición Home. Cada usuario tiene su propia área protegida con contraseña dentro de Home, así que puedes establecer una para cada integrante en tu hogar.

Entendiendo a Root

Al igual que Windows, hay dos tipos de cuentas de usuario -administrador y normal. El administrador en Linux se llama ‘root‘, y los archivos del sistema están bloqueados para los usuarios normales. Si alguna vez intentas modificar un documento y no puedes guardarlo en una carpeta, es probable que solo root tenga acceso.

Convierte en superusuario

Cualquier persona puede temporalmente ser elevada a la posición de superusuario, lo que les permite realizar operaciones restringidas a root. Esto se hace abriendo una terminal e iniciando un comando con el prefijo “sudo” o “su”, dependiendo de la distribución. A continuación, se le solicitará la contraseña del administrador, lo que permite que el comando se complete.

No temas a la terminal

Es una de esas palabras que asusta a los no entendidos, pero una terminal es simplemente un programa que permite introducir los comandos de texto, en lugar de clics de ratón.

Debido a la estructura de archivos de Linux, es simplemente más rápido para muchos usuarios expertos utilizar la terminal más que el explorador de archivos para hacer cosas.

Abrir el Administrador de archivos como root

Si prefiere la familiaridad de una interfaz gráfica de usuario, puedes utilizar la terminal para abrir el administrador de archivos con acceso de administrador, para mover carpetas con clave o editar archivos de texto bloqueados.

Si está utilizando GNOME, introduzca “sudo nautilus” en la terminal y un administrador de archivos aparecerá. En KDE, introduce “sudo konqueror” para abrir el administrador de archivos de KDE. Recuerda que no hay restricciones, así que  podrías dañar el  sistema irrevocablemente. Mucha precaución al utilizar cualquier programa en modo superusuario.

Instalación de nuevos programas

A diferencia de Windows u OS X, la mayoría de las distribuciones de Linux vienen con un editor de gráficos, una suite de oficina, software de mensajería y otros programas preinstalados, y nuevos programas que se pueden conseguir muy simplemente.

En el menú principal encontrará un “gestor de paquetes“, por lo general Synaptic, YaST o Yum, que enumera todos los archivos instalados en el computador, junto con los que puedes descargar e instalar de forma gratuita.

Aprendiendo sobre los repositorios

El gestor de paquetes recibe esas listas de software desde los repositorios, que son servidores de FTP con software libre gestionado por organizaciones o defensores de Linux. Puedes agregar otros repositorios a tu software de gestión.

Por último…

Se creativo con la apariencia de tu escritorio. Puede modificar todo lo que quieras sobre la apariencia, desde la posición de los paneles y menús a la adición de un dock como el de OS X. Diviertete utilizando el sistema. ¡Tú imaginación es el limite!

Anuncios
7 comentarios
  1. 12/septiembre/2009 4:16 pm

    Bueno yo Recomendaria PC-BSD UNIX 7.1,pues la facilidad que da los pbis(pcbsd installers) para cualquier user novato
    no usas la consola para nada,pero bueno hay opciones
    saludos

    • alexsandovalm permalink*
      12/septiembre/2009 7:11 pm

      Estimado Alan, con openSUSE tampoco es necesario utilizar la terminal, YaST es una excelente herramienta para instalar, configurar, y administrar tu sistema operativo. Pero gracias por tu recomendación. Saludos

  2. Roque permalink
    12/septiembre/2009 10:57 pm

    Que coincidencia, con Mandriva tampoco es necesario usar la terminal, ya somo tres XDDD

    Un abrazo

  3. Sheng permalink
    13/septiembre/2009 6:19 pm

    De hecho, con ninguna distro para escritorio es necesario usar la consola, simplemente la gente lo hace por gusto, no por necesidad, ya que es mas rápido escribir “urpmi task-e17” que abrir drackonf->Instalar Programas (esperar a que carguen los repositorios) -> buscar el programa que necesitas entre la extensa lista que hay (en este caso task-e17), darle click, esperar a que cargue la descripción, y darle “aplicar”.

    La cosa es por comodidad, no me gusta mucho la terminal, pero de vez en cuando la uso para los “su”

  4. 12/octubre/2009 11:14 am

    lo que yo queria, gracias

Trackbacks

  1. Guía personal para migrar al Software Libre -- [bv]bitácora virtual
  2. KICKBILL » Blog Archive » Guía para migrar a Linux – Paso 2

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: