Skip to content

La distro que mejor se integra con KDE (Parte I)

15/diciembre/2009

No todas las distribuciones son hechas iguales, sobre todo si eres un usuario de KDE. KDE ha tenido algunos momentos difíciles en los últimos años. La transición de la versión 3.5 a 4.x no ha sido fácil, y durante este período muchas distribuciones han decidido usar GNOME o quedarse con KDE 3.5 como su escritorio predeterminado.

Pero KDE 4 ha madurado hasta un punto en donde la mayoría de los usuarios de KDE con seguridad pueden dejar su antiguo escritorio y pasar al nuevo. Hay muy pocos problemas de estabilidad, y la mayoría de las funcionalidades de la versión 3.5 ya se han migrado a la 4.3. La pregunta es, ¿qué distro de Linux proporciona la mejor experiencia para los usuarios de KDE?

En lugar de proporcionar solamente paquetes simples para KDE, una real distribución de KDE es probable que incluya mejoras a la GUI (interfaz gráfica de usuario), ajustes de usabilidad, temas personalizados, arte y una buena selección de aplicaciones KDE. También es bueno cuando Gnome y las aplicaciones GTK pueden jugar felizmente con sus homólogos de KDE, sobre todo si un tema compatible ha sido elegido para que pueda ser utilizado en los dos entornos de escritorio. Las distribuciones basadas en KDE deberían ser capaces de hacer esto mejor que simples escritorios Gnome.

En tuxradar hicieron una comparativa “Get the best KDE Linux distro“,  con ocho de las distribuciones top enfocadas en KDE y las colocaron lado a lado para encontrar cuáles son realmente sólidas como roca, y cuáles se quedan en el camino comiendo polvo.

Las distribuciones son: Slackware 13, Chakra Alpha 3, Sidux, Kubuntu, Mandriva One, openSUSE 11.2, Sabayon y PCLinuxOS.

Slackware

Estamos empezando con Slackware por dos razones. La primera es que es una distribución que hace muy pocas concesiones para “mejorar la experiencia del usuario”, y la segunda es que generalmente se instala la mayoría de los paquetes sin modificar de cualquier distribución Linux.

Esto es evidente desde el primer arranque de la rutina de instalación basada en texto de Slackware. El fondo azul borroso predeterminado de KDE te saluda, se completa con el panel de forma predeterminada, la selección predeterminada de los iconos, y el tema predeterminado. Esto es volver a lo básico de KDE. A diferencia de la mayoría de distribuciones, esta incluye un icono que la mayoría de los paquetes prefiere ignorar – el glóbulo púrpura y azul del  módulo secreto de Strigi Nepomuk  entre el reloj y la alarma.

Este es el front-end del motor de búsqueda generalizada de KDE, y si hace clic en este icono seguido de “Configurar” en la ventana que aparece, puedes solicitar que se inicie la creación de un índice de los archivos. No hemos podido conseguir que funcione sin jugar un poco con la línea de comandos, que es probablemente la razón por la cual la mayoría de las distribuciones lo oculta. En el lado positivo, Slackware incluye la dotación completa de plasmoides de KDE, en donde podemos encontrar Blue Marble y Conway’s Game of Life.

Es mejor que se acostumbre a este escritorio predeterminado -la mayoría de las distribuciones no se molestan en cambiarlo.

Slackware tiene un problema para mostar las fuentes (tipograficas) correctamente. Hemos visto esto antes, cuando hemos compilado nuestra propia versión de KDE, por lo que no es de extrañar que Slackware sufre un problema similar. Es fácil de resolver con el selector de fuentes del System Settings, pero es una señal de que muy poco se ha hecho para hacer la experiencia del usuario algo mejor. Pero entonces, ¿qué se puede esperar de una distribución que todavía requiere que escribas startx para iniciar el escritorio gráfico?

Veredicto: 5/10.


Chakra Alpha 3

Chakra es una versión de Arch Linux personalizada para usar en vivo con el entorno KDE. Es también la más experimental de las distribuciones que estamos revisando, pero eso también significa que tiene algunas características más avanzadas. Lo primero que notará es que el escritorio predeterminado es bastante cerca al predeterminado de KDE, con la excepción de la carpeta de escritorio.

Este contiene enlaces a algunas de las tareas comunes de escritorio, incluyendo documentación, la instalación, y una pocas aplicaciones de KDE. Aquí es donde Chakra deja su marca, porque vincula a una versión preliminar de K3b 2.0, Kaffeine 1.0 y Arora. El navegador Arora basado en WebKit, en particular, se siente como en casa en el escritorio KDE, y es un gran sustituto para navegar por la red en vez de Konqueror. Deseamos que otras distribuciones hagan lo mismo.

Al hacer clic en el botón Instalar verás una aplicación de instalación personalizada llamado Tribe, que está escrita en Qt. Esto realmente ayuda con la sensación del escritorio, y mientras que Tribe tiene todavía un camino por recorrer cuando se trata de la gestión de usuarios, no hemos tenido problemas de particionar el disco e instalar una versión permanente de Chakra en nuestro disco duro. Se destaca el uso del mundo Marble 3D como selector de ubicación.

Chakra se basa en una versión modular de KDE construido originalmente para Arch Linux.

Cuando por fin llegamos al escritorio, sin embargo, nos decepcionó que los enlaces de la aplicación de la versión en vivo no estaban donde habían sido vistos. Este escritorio predeterminado es un plano de las viejas instalación de KDE. Ni siquiera incluye el puñado de directorios de inicio útiles que podríamos esperar encontrar, como uno para el escritorio, fotos o documentos. Es raro que la versión en vivo de una distribución sea más funcional que la versión instalada, pero parece que este es el caso.

Veredicto: 6/10

Cuando tenga más tiempo libre, continuaré la traducción del resto de las distribuciones.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: